Dentro de los muchos actos que nuestra asociación lleva a cabo durante todo el año, hay una fecha que está marcada en rojo en el calendario y que nunca dejamos pasar. Se trata del día Mundial del Alzheimer. Sí. Ese día que para nosotros es todos los días. Pero no para el resto de la sociedad. Por ello, nos desplazamos a la plaza de Abastos y a Pío XII como es habitual con nuestro equipo de colaboradores. Esos a los que nadie puede detener cuando se proponen algo.

Así pues, dispusimos dos mesas informativas con material para concienciar e informar sobre este tipo de demencia cada vez más frecuente, desgraciadamente. Cualquier duda que tengan, por cierto, pueden escribirnos. Habéis sido muchos los que os habéis acercado a preguntar, conversar y felicitarnos por la efeméride. Sin embargo, no hay nada que celebrar. Y sí mucho que trabajar y mucho por mejorar. En este sentido, agradeceros a los muchos que habéis realizado vuestro donativo para mejorar nuestras instalaciones. Próximo objetivo: ascensor. ¡A por ello!